Ir al contenido principal

103 años y nosotras seguimos sin nada que celebrar...

Hace 103 años que empezó la revolución mexicana. Hoy en día, el desfile deportivo es sustituido por una parada militar... el objetivo es hacer patente que no están dispuestos a que perdamos el miedo. La reducción en el presupuesto 2014 al rubro de educación y cultura va de la mano de las nuevas legislaciones vigentes en el DF... más represión contra los movimientos sociales, más apoyo al aparato militar.
Algunos por ahí, gritan a contracorriente que el mentado Buen Fin, además de ser una estrategia para endeudar a los más precarizados, está estratégicamente montando en una de las fechas cívicas más emblemáticas de México: el aniversario de la primera revolución del siglo XX. Revuelta popular que desembocó después de millones de muertos en una constitución política de avanzada. Incluso para estos tiempos, la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos de 1917 representa un documento donde los derechos humanos están debidamente resguardados. Lo único que le falta es la figura de Estado Plurinacional y en este sentido, su discusión sería muy pertinente... pero qué es lo que tenemos: un retazo de aquel esfuerzo que costó la sangre de millones de mexicanas y mexicanos y la amenaza de más privatizaciones neoliberales, genocidas y ecocidas.
Ese original documento político tiene una clara impronta del movimiento anarquista, precursor del levantamiento armado maderista -de corte reformista- de 1910. Sí claro, recuerdan ustedes a los Flores Magón, al Partido Liberal, se les llena el pecho de orgullo de saber a lo que nos estamos refiriendo... he aquí una vez más, la invisibilización de la lucha de las mujeres... ¿Quién de ustedes conoce -o siquiera ha escuchado mencionar- los escritos de Juana Belén Gutiérrez, aguerrida duranguense que fundó el periódico Vésper en Guanajuato? Nadie recuerda el importante papel de este periódico, el primero en manifestarse antiporfirista, anticlerical. Las inquietudes volcadas en ese periódico, podrían glosarse en esta cita de la maestra rural y periodista: "Una cólera sorda pero inmensa rugía dentro de mí contra aquella dictadura odiosa, que yo veía en todas partes y a la cual culpaba de todo... En mi cerril ignorancia creía que su caída lo arreglaba todo, y me ensañaba injuriándolo"
 Vésper partió del anticlericalismo -indentificado con claridad como el principal obstáculo para la integración de las mujeres a otro tipo de discurso que no fuera el del ámbito doméstico- hacia la denuncia de la política de conciliación de la dictadura porfirista con el clero católico. Esto ineludiblemente trajo el interés de ese equipo de periodistas por denunciar los atropellos cometidos contra los trabajadores y la consecuente defensa de grupos sociales explotados.
Bien dice el dicho que no hay nada más parecido a un macho de derecha que un macho de izquierda. No, por supuesto que este importante trabajo precursor de la revolución no es conocido. Pero las mujeres nunca más deberemos permanecer en las sombras de la historia, de la cual también somos actoras. El trabajo de Juana Belén debe ser reconocido y aquí sólo les presentaremos un extracto de lo que para algunos significó ese periódico sin mordaza que se llamó Vésper: En 1901, el periódico Regeneración de los Flores Magón, donde convergía el incipiente movimiento del Partido Liberal, reconocía a Vésper en estos términos:
El viril colega Vésper, de Guanajuato, que hábilmente dirige la entusiasta Sra. Doña Juana B. Gutiérrez de Mendoza, ha vuelto a la lid con más bríos que antes.
     Como valor que sin duda avergonzará a muchos de nuestros conciudadanos que carecen de él, Vésper se encara a los tiranos para arrancarles las caretas que ocultan sus vicios. En nuestro referido colega vemos comprendido, en toda su extensión, el amplio criterio liberal. El colega no sólo ataca la corrupción del fraile, sino que censura al mismo tiempo a los mandatarios que oprimen al pueblo, llámese Porfirio Díaz o de cualquier modo. Vésper, pues, odia la represión en todas sus formas, odia la tiranía que el fraile ejerce sobre las conciencias, el despotismo que ejercita el Poder esclavizando al pueblo. Vésper es un verdadero periódico liberal.
      Nosotros, acostumbrados a rendir homenaje al valor y al patriotismo, enviamos nuestras entusiastas felicitaciones al enérgico colega, al mismo tiempo que manifestamos nuestro deseo de que no se desvíe Vésper del camino elegido.
      Reciba la respetable Sra. Juana B. Gutiérrez de Mendoza nuestros parabienes y nuestros deseos de que su labor honrada sea fecunda para que redunde en provecho de nuestra tiranizada Patria, víctima de todos los despotismos.
Y ahí tienen ustedes: los Flores Magón dándole su venia al trabajo de estas mujeres, calificando de "viril" el esfuerzo peridístico y de denuncia que ellas estaban haciendo... tratándolo en otros escritos como una especie de "lección" para la "debilidad" en que muchos hombres han caído en la constante lucha contra el régimen: "ahora que muchos hombres flaquean y por cobardía se retiran de la lucha (...); ahora que muchos hombres sin vigor retroceden espantados ante el fantasma de la tiranía (...) aparece la mujer, animosa y valiente, dispuesta a luchar por nuestros principios, que la debilidad de muchos hombres ha permitido que se le pisotee y se les escupa", publica Regeneración el 23 de enero de 1901.
En los movimientos amplios de ayer y de hoy, para los machos, todo lo que hagamos es única y exclusivamente un relleno en los espacios que ellos van dejando. Así, podemos ir de Regeneración a la época actual, donde las luchas encabezadas por mujeres son completamente invisibilizadas, donde se nos pide que la agenda "feminista" (a veces ni siquiera a "generista" llega, sino que se trata de demandas sencillas de visibilidad dentro de los movimientos amplios, detentada por las mujeres que ahí participan) no la saquemos a relucir para no generar "divisiones" ¿Dónde está el reconocimiento a las millones de mujeres que murieron en la revolución mexicana, las que fueron violadas por federales y revolucionarios, las que ejercieron el periodismo, las que sostuvieron a las tropas con sus esfuerzos físicos y su trabajo doméstico en mitad de las balaceras, las que se travistieron para poder sobrevivir, las que idearon planes políticos, como Dolores Jiménez y Muro, redactora del Plan de Ayala? ¿Dónde están las mujeres en las fechas cívicas de este y de cualquier otro país? No, nosotras no formamos parte de ningún programa político. Nosotras no tenemos nación, ni país, ni nada que se le parezca. Nuestro cuerpo es nuestro territorio, espacio sobre el cual se asientan los demás regímenes políticos, empezando por el principal: el heteropatriarcado.

Juana Belén y Ricardo Flores Magón empezaron a distanciarse. Los magonistas estaban por un movimiento de corte anarquista y Juana Belén permaneció alineada con los liberales de Camilo Arriaga. Las diatribas de Ricardo Flores Magón en contra de ella no se basaron en una discusión sobre posturas políticas. Se volcó a urdir intrigas contra ella haciendo uso de argumentaciones personales. En junio de 1906 escribe Flores Magón a Crescencio Márquez:
Pasando a otra cosa, le diré a usted que nos ha indignado mucho la conducta antipatriótica de doña Juana b. Gutiérrez de Mendoza. Esa señora ha hecho causa común con Camilo Arriaga para comprometer los trabajos del Partido Liberal, nos calumnia villanamente, de acuerdo indudablemente con Ramón Corral.
     Nos va a hacer perder la paciencia y tendremos que exhibir sus asquerosidades. Nos hemos detenido sobre todo por el buen nombre de nuestro periódico, pero tendrá que colmarse nuestra indignación.
     Con Ud. no tenemos secretos y paso a referirle por qué nos alejamos de esas señoras.
     Cuando estábamos en San Antonio supimos, eso es asquerosísimos, que doña Juana y Elisa Acuña y Rosete se entregaban a un safismo pútrido que nos repugnó. Pudimos comprobarlo de muchas maneras, y descubrimos que en la Capital de la República no se hablaba de otra cosa entre los que conocían a las señoras "liberales" que de sus asquerosos placeres.
     Mucho nos repugnó eso, y consideramos que era vergonzoso que se nos siguiera viendo con las mencionadas señoras. Como siempre sucede, nosotros, los que más intimidad teníamos con las señoras liberales, fuimos los últimos en conocer sus porquerías, pues ahora estamos ya enterados de que ya en Belén, cuando estuvieron presas, la población femenina del departamento en que estuvieron estaba indignada por la conducta de las periodistas. Detalles verdaderamente asquerosos se relatan de todo eso y muchos correligionarios han retirado su protección a esas propagandistas del safismo, pues como le digo a usted, en México se sabía ya lo que hacían esas señoras.
     Nosotros pensamos que era indecoroso que se nos viera unidos a esas mujeres y procuramos alejarnos de ellas, pero sin darles a entender que nos daban asco.
En eso se basó la crítica de Flores Magón a quien había dejado de ser su correligionaria. Queda claro que el régimen patriarcal no hace ni hará concesiones con ninguna de nosotras. Para ellos, la deslegitimación de una postura política pasa por la denuncia de una forma diferente de amar. No perderán ocasión alguna para denunciar como "sediciosa" la emancipación del régimen de opresiones representado por la heteronorma. Hasta ahí llegan sus ánimos libertarios. Hoy y hace 103 años ¿Dónde queda el anticlericalismo de Flores Magón al calificar de "asquerosas" las relaciones establecidas entre las dos periodistas? ¿Es su argumentación digna de quien se hace llamar liberal? ¿Así construimos nuestras figuras de referencia? ¡El anarquista Flores Magón! ¡El que no se vendió, el siempre congruente, el referente de los actuales movimientos "contrahegemónicos"!
Queda claro también, que para muchas mujeres el lesbianismo ha sido siempre una opción frente al sistema de opresiones que representa la heteronormatividad. Para aquellas que estaban trabajando por la emancipación de un pueblo oprimido, resulta bastante lógica la opción por una forma diferente de amar. Pero por supuesto, se asentará que fueron chismes inventados por sus detractores. Juana Belén responde de manera ambigua: "Cargos de interés colectivo, como son los que hacemos nosotras, ni se responden ni se destruyen con calumnias e insultos de carácter absolutamente personal, como pretende Regeneración. Esos ultrajes y esas calumnias (...) no creo que le importe a nadie, ni menos creo que tales extravagancias tengan alguna relación con los intereses de la colectividad" y rápidamente se aprestarán los historiadores y algunas historiadoras "feministas" a señalar esto como prueba de lo que siempre argumentan cuando se trata de la vida de mujeres que han logrado colarse en el discurso históricista: "son rumores, nunca se comprobó, eran acusaciones lógicas de sus detractores..." y así por el estilo. Silenciado queda lo obvio: en un contexto social donde el lesbianismo es punible, es causa de marginación, no es la opción más viable declararse lesbiana, sino tan sólo subvertir con la construcción diaria de una forma de vida al margen de los deseos masculinos.
El temor del patriarcado siempre ha sido el lesbianismo como opción política. No importa el momento histórico ni la coyuntura de que se trate: las lesbianas debemos luchar diariamente por visibilizar nuestra historia.


Entradas más populares de este blog

Nota vieja, tragedia vigente (sigan votando por el Yunque, el operador de este despojo fue el entonces gobernador Romero Hicks)

A.M. Guanajuato
23/MARZO/2005

Toma Canadá el control de minas en Guanajuato


Redacción / MARTHA MARTÍNEZ MALDONADO
Con la venta de la Cooperativa Minera Santa Fe ahora el cien por ciento de las minas de Guanajuato pertenecerá a empresas canadienses.
Hace sólo 5 meses el 60 por ciento de las minas pertenecía a la minera de Canadá Mexgold y las principales minas de la ciudad como La Valenciana, Cata y Rayas eran de los socios de la cooperativa.
Sin embargo, la crisis que enfrentaron los cooperativistas hizo que decidieran venderla a la minera mexicana El Rosario (que pertenece a la empresa Great Panthers de Canadá), en poco más de 79 millones de pesos y no podía ser la excepción.
A Mexgold pertenece la minera El Cubo que consta de la mina Bolañitos y rampa Los Silvestres y a la minera Las Torres (que también compró la empresa) pertenece Peregrina, Cebada y Sirena, entre las principales.
Esta empresa compró El Cubo en cerca de 170 millones 355 mil pesos y pagó alrededor de 37 millones y medio de …

40 años de impunidad: ¡Cárcel a los represores!

Dejan en libertad a tres activistas en Campeche presos por 11 meses

Los tres implicados fueron acusados del delito de privación ilegal de la libertad a un funcionario público.

Notimex
Publicado: 06/06/2010 20:00

Campeche, Cam. Los tres activistas del movimiento de resistencia civil contra las altas tarifas de la energía eléctrica de Candelaria, Campeche, Sara López González, Joaquín Aguilar y Guadalupe Borja, salieron ayer libre.

Los tres implicados, estuvieron 11 meses en prisión, acusados del delito de privación ilegal de la libertad a un funcionario público.

Con los brazos en alto, los activistas abandonaron las instalaciones del reclusorio de San Francisco, Kobén.

Sara López González, Joaquín Aguilar y Guadalupe Borja, fueron detenidos y recluidos en el penal de San Francisco, Kobén, el 10 de julio del año pasado.

Fueron acusados de privación ilegal de la libertad y obstrucción de la realización de una obra pública, cuando impidieron que un funcionario de la Comisión Federal de Electricidad suspendiera los servicios de energía eléctrica, por dejar de cub…